Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [cambio de botón - Elite]
Miér 14 Dic 2016, 7:53 pm por Invitado

» Registro de personajes activos
Dom 04 Dic 2016, 6:53 am por Sarah Schwarzwald

» [Normal] Nakatagai no Niwa
Mar 01 Nov 2016, 4:55 pm por Invitado

» Naruto Storm (Afilacion)
Sáb 15 Oct 2016, 1:21 pm por Invitado

» [Normal] ♕ Return Of Kings (cambio de botón)
Dom 04 Sep 2016, 11:39 am por Invitado

» Tír na nÓg - Afiliación élite
Miér 24 Ago 2016, 1:10 pm por Invitado

» [Naegi +Abierto] Masquerade
Dom 21 Ago 2016, 10:38 am por Naegi Komaeda

» Invocación accidental [Privado]
Vie 05 Ago 2016, 3:34 pm por Achilles

» The awakening of darkness [Privado/DIO]
Jue 04 Ago 2016, 10:48 pm por Kurama

» Fate/Ultima Frontline ─ Confirmación Hermana
Dom 24 Jul 2016, 6:44 pm por Invitado

Afiliados
Hermanos
Limpieza mensual
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
Se prohíbe cualquier tipo de copia, ya sea parcial o total, del contenido de este sitio.

Todas las ideas creativas, diseño e imágenes pertenecen a Fate/Insane Eclipse™. Todas las historias de los personajes y su desarrollo son propiedad de sus creadores.
Las imágenes utilizadas carecen de fines lucrativos y pertenecen a sus respectivos autores.
Especialmente se agradece a la wikia de Type Moon y Utopic Moon por la información que utilizamos en éste foro.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Normales
Elite
Limpieza mensual
Directorios

Casting para Aquiles

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casting para Aquiles

Mensaje por Achilles el Jue 18 Feb 2016, 12:02 am

Off::
Como es evidente por el título tan revelador, me encuentro aquí para postular al casting de Aquiles, héroe de la batalla de Troya; si las palabras que, cuales ríos interminables alimentan con humildad el océano insondable, y que las musas han permitido brotar de la punta de la pluma de un escritor aficionado, no complacen los estándares de su gusto exquisito, y siempre tan acertado, ruego me lo hagan saber, a fin de remediar las inquietudes que a vuestros corazones aquejen.

El mundo al completo contuvo el aliento.

Todas las miradas se centraron en la escena que había sido vaticinada.

Y en su pecho ardía la sed de venganza.

Así se encontraban dos imponentes figuras, dos héroes a la espera de un aciago destino; la suerte ya había sido echada, y la balanza del dios que reina en lo alto, había decidido el final de aquel conflicto que parecía tan pequeño entre las sórdidas muertes de una guerra encarnizada en que las parcas a paso veloz recogían las almas que se escurrían de los cuerpos inertes y huían gritando a la mansión de Hades, el de los veloces corceles.

Depuesta la ira que, cuales mortales saetas que volaban de un arco del guerrero cuya mano era guiada por el dios que hiere de lejos, repartía la muerte con el dolor que causaba su ausencia en las filas de los compañeros de armas; renunció a su negativa a combatir junto a aquel rey arrogante que, sin reconocer la valía del mejor de los guerreros, le había arrebatado la recompensa que había ganado tras tanta fatiga. Por el respeto debido al más querido compañero, la ira que bullía en el fuerte pecho del héroe cuya vida había de ser tan corta como brillante, encontró un nuevo objetivo contra el que descargar la justa indignación de su gloria divina.

Poco importaba que su esfuerzo hubiera sido pisoteado por el pastor de hombres que decía ser más poderoso; prefería satisfacer el honor del compañero caído, procurándole la venganza por la que hasta los dioses inmortales, clamaban a voces en grito.

Tres vueltas dio a la ciudad amurallada, en persecución del que, con cuya broncínea arma, había hecho descender la niebla de la muerte en los ojos de Patroclo; el polvo se alzaba con cada pisada de los héroes que por decreto divino habían de luchar; cual león que acechaba a un rebaño de espantadizas ovejas que, al advertir el ágil trote del león que presagiaba la muerte, huían despavoridas sin poder escapar ni aumentar la distancia, hasta que sus fuerzas flaquearan antes que las de aquel voraz depredador; del mismo modo Aquiles corría tras Héctor que se revolvía inútilmente contra su destino del que, ni siquiera los dioses que con él habían sido complacientes, lo salvarían, pues ya se aproximaba la hora final que marcaba el ocaso de sus días mortales.

Seguían corriendo y los valientes compañeros del héroe de los pies ligeros tensaban las cuerdas de los arcos robustos, deteniéndose tan solo ante los gestos de Aquiles que, sin desear ceder su “presa” a las saetas de otro, se recreaba pensando en el momento en que la venganza sería suya. Con el beneplácito del olímpico Zeus, la mano de Atenea, portadora de la égida forzó al espíritu otrora deseoso de combatir, que huía como león puesto en fuga por los atemorizantes ladridos de los perros de caza y las llamas del fuego indolente que a nadie perdona y que blandían los jóvenes hombres que del rebaño cuidaban, a enfrentar al embravecido guerrero.

Puestos finalmente frente a frente, sobrecogido por la proximidad de su trágica muerte, o de su victoria gloriosa, Héctor pretendió llegar a un acuerdo con el iracundo guerrero, sin siquiera imaginar la cruda respuesta.
- Héctor, hijo de Príamo; para ti no hay misericordia ni concesión alguna; tú, que de cuantos troyanos existes me resultas por mucho el más odioso, serás devorado por los perros de modo que ni tus entrañas llegarán a tu pueblo para que puedan llorarte en los ritos funerarios. Así que reúne el valor del que tanto he oído hablar, pues cuando caigas herido de muerte por mi lanza, pagarás todo el dolor de mis amigos caídos, a los que arrebataste la vida. –

Él, que siempre había sido destacado en combate; él, que había sido bendecido desde su nacimiento; él, cuya ira era inconmensurable y digna de hasta el dios más belicoso; él, ese espíritu lleno de gloria que, sin importar su aciago destino seguía a delante sin detenerse, para cumplir aquel voto que había hecho a su madre, no podía atender a simples palabras; llenaría de gloria a los compañeros de guerra al matar al feroz defensor de la ciudad amurallada, vengando el espíritu del amigo al que más había querido.

Aunque el que se le oponía luchó con valentía, aquel día los dioses no quisieron oponerse a su ira y le concedieron la anhelada victoria; cuando la broncínea punta de su arma adorada, la lanza de su padre que solo él podía manejar, perforó la coraza que cubría el pecho del guerrero, para hundirse en la carne y atravesar un órgano vital, su pecho rebozó con alegría, la misma que le traían los campos de batalla; fue al combate sin saber si saldría airoso, pues la prematura muerte de su cuerpo que, pese a los esfuerzos de su madre, seguía siendo en parte mortal, se aproximaba con el ligero andar de cada hora; Aquiles enfrentó aquel destino, pues hasta el final actuaría como un héroe, para grabar su nombre en la historia y, aunque en aquella batalla salió con la cabeza en alto, y el cuerpo del muerto enemigo siendo arrastrado por su carro tirado por un par de briosos caballos inmortales; en su corazón permanecía –junto al triunfo momentáneo que lograba calmar, mas no eliminar, el escozor que estremecía su alma por el deceso del compañero querido- el conocimiento de que su vida se aproximaba a su final prematuro, cosa que jamás lo podría disuadir de aquella decisión tomada tiempo atrás; sin importar el momento, sin importar el lugar, el viviría y moriría como el héroe que era; eso era todo lo que sabía, todo lo que necesitaba saber, todo lo que era, y todo lo que sería, y ni el discurrir infinito de las insondables arenas del tiempo, contra las que ni la voluntad de los caprichosos dioses inmortales podía luchar, cambiarían la resolución que había abrazado de una vez y para siempre, desde hace lo que parecía mucho tiempo atrás.
Achilles
Servant
Mensajes :
16

Volver arriba Ir abajo

Re: Casting para Aquiles

Mensaje por Brynhild el Jue 18 Feb 2016, 12:48 am

Casting Aprobado

Los Aesir te sonríen esta noche, guerrero de pies ligeros!

El personaje es tuyo. Ya sabes las reglas, tienes una semana para subir tu ficha con los datos suficientes para quedar, al menos, en calidad de "Semi-Aprobada"

Cualquier eventualidad que pueda interferir con esto, solo avisa!

_________________

Unlimited Bryn Works!:
Brynhild
Servant
Mensajes :
54

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.