Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [cambio de botón - Elite]
Miér 14 Dic 2016, 7:53 pm por Invitado

» Registro de personajes activos
Dom 04 Dic 2016, 6:53 am por Sarah Schwarzwald

» [Normal] Nakatagai no Niwa
Mar 01 Nov 2016, 4:55 pm por Invitado

» Naruto Storm (Afilacion)
Sáb 15 Oct 2016, 1:21 pm por Invitado

» [Normal] ♕ Return Of Kings (cambio de botón)
Dom 04 Sep 2016, 11:39 am por Invitado

» Tír na nÓg - Afiliación élite
Miér 24 Ago 2016, 1:10 pm por Invitado

» [Naegi +Abierto] Masquerade
Dom 21 Ago 2016, 10:38 am por Naegi Komaeda

» Invocación accidental [Privado]
Vie 05 Ago 2016, 3:34 pm por Achilles

» The awakening of darkness [Privado/DIO]
Jue 04 Ago 2016, 10:48 pm por Kurama

» Fate/Ultima Frontline ─ Confirmación Hermana
Dom 24 Jul 2016, 6:44 pm por Invitado

Afiliados
Hermanos
Limpieza mensual
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
Se prohíbe cualquier tipo de copia, ya sea parcial o total, del contenido de este sitio.

Todas las ideas creativas, diseño e imágenes pertenecen a Fate/Insane Eclipse™. Todas las historias de los personajes y su desarrollo son propiedad de sus creadores.
Las imágenes utilizadas carecen de fines lucrativos y pertenecen a sus respectivos autores.
Especialmente se agradece a la wikia de Type Moon y Utopic Moon por la información que utilizamos en éste foro.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Normales
Elite
Limpieza mensual
Directorios

[Evento, grupo 2] Tercera partida de exploración

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Evento, grupo 2] Tercera partida de exploración

Mensaje por Akasha el Dom 13 Mar 2016, 3:49 pm

El sol se comenzaba a hundir en el horizonte, tiñendo de rojo el cielo, cual presagio que anunciaba el constante fluir de ríos de sangre de personas incautas, ríos que ya habían corrido y que, si la fortuna no les era propicia a los nuevos exploradores, correrían una vez más, llevando el mensaje que se correría a voz en grito: “nadie que entrara en las cuevas oscuras cual boca de lobo, saldría jamás”.

Todo había sido dispuesto para que los tres grupos que se formarían comenzaran más o menos al mismo tiempo; bajo circunstancias comunes, los más avezados estrategas habrían recomendado comenzar la búsqueda cuando el sol anunciara el comienzo de un nuevo día; sin embargo, desde que los rayos del astro rey no alcanzaban las profundidades de las oscuras cavernas, los que fueron dejados a cargo de la operación prefirieron cortar por lo sano; comenzar más tarde de modo que pudieran llegar tantos como fueran posibles; habían procurado que en los mensajes enviados al “personal” que habían contratado, se señalara la misma hora, del mismo modo que en los rumores que ellos mismos habían extendido para atraer a más curiosos con potencial, habían anunciado el horario en que toda la “fiesta” daría inicio.

Sin embargo algo había escapado al férreo control al que, con rigor absoluto, sometían a toda la operación; información se había filtrado a un grado alarmante, incluso más allá de lo que habían previsto y esperado; cabezas rodarían si los altos cargos, tanto de la Asociación como de la Iglesia, lograban poner sus manos encima a los que habían divulgado los secretos de su operación en los círculos humanos, permitiendo que, de este modo, existiera la posibilidad de que unos pocos de aquellos de quienes mantenían oculto sus secretos, se involucraran en un asunto que sin duda sacaría a la luz cuestiones desagradables. Contenida la amenaza, mas no erradicada, solo les quedaba esperar y lidiar con las posibles repercusiones cuando llegara el momento propicio; mucho problema no se hicieron, al percatarse de que, donde grupos adiestrados de magus y ejecutores habían fracasado, simples humanos no tendrían esperanza alguna de salir bien parados.

En cada una de las tres entradas habían miembros de ambas facciones, algunos visibles, otros ocultos y vigilantes; un delegado entregaría a cada uno de los que acudiera implementos básicos, pequeños recipientes con llamas en su interior, las cuales arderían por días de ser necesario, para iluminarles el camino; les entregarían provisiones y, a quienes se los permitieran, les pondrían amuletos diminutos en el cuerpo, que harían las veces de cámaras, de modo que pudieran vigilar incluso desde el exterior, su avance por las cuevas. Esperaban obtener por fin información útil del grupo que habían reunido, pero si se las arreglaban para morir en el intento, al menos se asegurarían de obtener algo, por mínimo que fuera.

Cada individuo que formaría parte de la expedición se las tendría que arreglar para llegar por su propio pie a alguna de las tres entradas; las indicaciones habían sido entregadas de forma clara, y el lugar no era duro de encontrar; todas las trampas y campos limitados, habían sido retirados ya, de modo que el camino del bosque ubicado en las proximidades de la ciudad de Londres no presentara dificultad alguna; ya el interior de cada cueva era un asunto diferente, pues nadie que hubiera sobrevivido, se había aventurado en el interior. A los delegados de ambas facciones, un magus y un ejecutor por cada entrada, solo les quedaba esperar que comenzara a llegar la gente; entregarían los suministros y se asegurarían de que nadie se aventurara en solitario, pero ahí terminaría su función, tras cumplirla se retirarían pues quizá en un acto de cobardía, quizá solo por una cuestión práctica, no estaban deseosos de arriesgar a más de sus miembros, al menos no más de los estrictamente necesarios.
Off::
En este tema solo pueden participar los miembros del grupo 2: Aidan, Scathach, Ren, Bry y Naegi.

Pueden postear en el orden que deseen en la primera ronda, sin embargo, el orden se mantendrá en los próximos turnos; una vez todos hayan posteado, volverá a postear el narrador para dar más indicaciones.
Akasha
Akasha
Mensajes :
102

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento, grupo 2] Tercera partida de exploración

Mensaje por Naegi Komaeda el Dom 13 Mar 2016, 9:21 pm

Los rumores habían corrido como la pólvora, ¿su origen? Un misterio, pero mis fuentes aseguraban que era de fiar. Las historias eran jugosas, y cuando uno tiene recursos para contrastarlas, pues se libra de mucha paja incluida entre las palabras. La historia original podría resumirse en: “Hay un misterio enorme y jugoso en unas cuevas de Londres, nadie sabe lo que es e incluso las asociaciones más poderosas de la propia Londres y del Vaticano solo han visto frustrados sus intentos de alcanzar respuestas.” Eso echaría atrás a muchos detectives, policías y agentes secretos; pero no hay misterio capaz de repeler el hambre insaciable del gran Naegi Komaeda, vidente, estudiante y heredero.

Dejando de lado el cómo conseguí unos días de vacaciones en el instituto mediante los sobornos oportunos, pues me embarqué acompañado del mayordomo de la familia hasta Londres en el primer vuelo de primera clase que estaba disponible. Porque claro, no voy a usar el avión de mi padre para estas aventuras secretas, que esos registros de vuelo sí que los controla. Dejando de lado lo pesado que se hizo el elevado número de horas de vuelo hacia atrás en el tiempo, el viaje resultó relativamente cómodo. Pero en mi interior era incapaz de disfrutar de la comodidad del asiento y el servicio ni de las atenciones de las azafatas. Mi corazón latía con la fuerza de un búfalo, mi mente se agitaba como azotada por un huracán, mis nervios me mantenían con actividad incesante. Estaba impaciente, ansioso por llegar a aquel lugar, a aquel misterio.

Así que cuando bajamos del avión tomamos la vía rápida. Viaje directo hasta el punto más cercano al que pudieron dejarme de las cuevas, delegando todo el equipaje que escogí no llevar encima al cuidado de mi mayordomo, que me esperaría en el prestigioso hotel Mileforce, con la habitación reservada para mi descanso cuando volviera de resolver el misterio. Las indicaciones eran relativamente claras, y no fue tampoco tan difícil llegar como pudiera imaginar. Es más complicado alcanzar según que tiendas en las épocas de rebajas o estrenos en el centro… Además, ayuda no ser el único que viene a resolver los hechos que aquí acontecen. Pero vamos, me separé de algunos con los que fui coincidiendo, otros siguieron avanzando cuando alcancé la posición que se me asignó tras pedir la participación.

Al final, pues me repartieron un quinqué y un par de cosas más como equipaje adicional ligero. Supongo que algo más de provisiones que sumar a mi pequeña reserva. El grupo en general era un poco variopinto, con un rubio bastante interesante, un castaño nada despreciable con ojos como el jade; cada uno con una chica detrás de ellos… supongo que serán sus novias o algo así… Además, pues otro puñado de personas sin nada que destacar, todos sacados de algún lugar cualquiera y sin que ninguno de ellos tuviera nada que los hiciera destacar. Aunque lo que sí que estaba claro era que los más jóvenes éramos el rubio, el castaño y yo (no cuento a las chicas, no sé calcular su edad propiamente). Un puñado de personas listas (o no) para la gran aventura que nos esperaba.


OFF:
Con permiso, me agencio el primer puesto. Las chicas que menciono no tienen por qué ser vuestras servant si andan por ahí en forma espiritual, por eso no incluyen descripción.
Naegi Komaeda
Humanos
Mensajes :
14

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento, grupo 2] Tercera partida de exploración

Mensaje por Scathach el Mar 15 Mar 2016, 12:36 pm

Si algo había que reconocerles a esos cachorros de las sombras, aparte de su lealtad, diligencia y adorabilidad, era su habilidad para recolectar información de todos los niveles en cualquier parte del perímetro que cubriesen. A solo dos días de su invocación llegaron a los oídos de su máster los rumores de un misterio oculto en las cuevas del bosque londinense, el cual tenía de rodillas a la misma Asociación al ser incapaces de resolverlos y haber perdido en el proceso una cantidad estimable de recurso humano. Nadie que se internase en esos corredores subterráneos volvía a ver la luz del sol.

Así como se pidieron colaboradores externos también se incluyeron otros que, por sus propios medios obtuvieron la información. ¿El propósito de tan desapegado ofrecimiento?, nada es más poderoso que el interés personal, un misterio de esa magnitud siempre guarda algo más poderoso y sustancial, un tesoro, idealizado por la mente bajo la ilusión de encontrar una justificación a ese poderoso caos que incapacitó por completo los esfuerzos de la Asociación.

Sin importar el matiz con el que se mirara, Lancer estaba a favor del valiente ofrecimiento de su máster en participar en la resolución de ese misterio, aunque eso no guardara ninguna relación con la guerra —por ahora eso no estaba demostrado— la guerrera intuía que eso tendría que ver con lo que el joven magus le confesó sobre probarse a sí mismo. Era algo que entendía y respetaba, al mismo tiempo que preocupaba un poco, los excesos de temeridad conducen a la imprudencia, y la imprudencia conduce a una muerte temprana.

Por esa razón, la noche anterior al día de la expedición, Scathach mandó a paseo su faceta de mentora comprensible para convertirse en una tirana que exigía mucho más que perfección. El entrenamiento solo absorbió tres horas del descanso nocturno, tres horas intensivas de combate físico y mágico que no solo ponía a prueba la fuerza y resistencia de su máster, también su capacidad mental para mantenerse durante tan exhaustivos esfuerzos.

Conforme con los resultados se retiraron a descansar de madrugada, en unas horas sería el momento de partir. Lo gracioso de la mañana para Aidan sería descubrir que tenía un espíritu heroico que, aún después de la muerte y de no requerir descanso como un cuerpo mortal, le costara un mundo levantarse pronto. Lancer se resistía a abandonar la comodidad de la cama tan pronto cual amante amoroso que le mantuviese entre sus brazos, no fue hasta después de una hora que la pelirroja se arrastró envuelta en mantas a vestirse con la ropa que compraron ayer.

Una vez terminados los episodios matutinos partieron, apenas llegaron al bosque Lancer captó que el ambiente era ligeramente diferente del usual, no por el rastro de taumaturgia debido a las trampas y campos de fuerza removidos, algo definitivamente no estaba bien allí y le bastaba esa pequeña impresión para estar segura de ello. Recomendó a su joven máster no mencionarlo, mismo acuerdo llegaron a mantener su identidad como servant oculta hasta que fuera indispensable usar sus fuerzas, razón por la que Lancer iba de vaqueros, botas de suela gruesa y hebillas de metal, una blusa roja debajo de la cazadora negra de cuero de la cual se había enamorado el día de ayer.

Llegado al punto de partida, los moderadores dispusieron a hacer su trabajo, entregando provisiones para la expedición a todos. Lancer rechazó la colocación de amuletos y rastreadores aludiendo que tendrían que conformarse con aceptar ciegamente su ayuda y la de su aprendiz. Actuaba tan limpiamente que, habiendo reconocido a una servant en la otra mujer del grupo, ni siquiera se alteró un poco, algo así siempre entraba dentro de las probabilidades.

Ellos deben saber que soy un servant, la otra mujer lo es, si acompaña a ese chico entonces debe ser su máster. No creo que decidan hacer nada hostil de momento, igual, estemos alertas, Aidan.

Una vez les cedieran el paso comenzaría la verdadera aventura.
Scathach
Servant
Mensajes :
16

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento, grupo 2] Tercera partida de exploración

Mensaje por Brynhild el Miér 16 Mar 2016, 1:29 am

El gentil crujir de la puerta de roble que conectaba el dormitorio y la sala de estar irrumpió la quietud matutina, intentando sacar a Ren de su sueño. El helado aire londinense entro por la ventana y alcanzo las hebras plateadas de la Servant, habiendo detrás de ella solo los reflejos azafranados del sol alzándose afuera. La misma corriente de aire regreso hacia el magus con un fuerte aroma a café y huevos con tocino, e invito a la mujer a entrar.

Avanzo a paso lento, sonriendo con calidez al caminar. Su delantal venia impregnado del mismo cautivador olor de la cocina, apenas manchado, y bajo este, el suéter gris y los pantalones vaqueros cortos que habían comprado apenas el día anterior le hacían ver no diferente a una humana normal.

—Ren... el desayuno.—

El espíritu nórdico dejo la bandeja en el regazo de muchacho, y se sentó en la cama, a su lado. No lo había mencionado, pero ella había abandonado la cama desde antes que la penumbra se disipara, para asegurarse de dejar nítido el apartamento que la Santa Iglesia les proveía, y tener amplio tiempo para preparar tanto los huevos como los pancakes, las frutas, los muffins, el café y el jugo.

—Veamos. Deberíamos salir pronto, no podemos llegar tarde. —Indico la doncella, con un débil susurro, tras lo cual guió sus ojos hacia el piso de madera, pensando.— Londres es una capital hermosa. Me encanta, y trato de aprender cuanto pueda de ella, pero nuestro propósito aquí... me aqueja. Esa mujer, esa monja, parece ser que tienes motivos para haber aceptado la misión que te dio ¿Cierto?—

Para acentuar las palabras que su aterida presencia emanaba, sus rasgos cándidos se hincaron con consternación, como de quien posee un mal presentimiento, y sabe que las traviesas nornas siempre tienen una sorpresa desagradable a la vuelta de la esquina. Tras algunos momentos en que esperaba por la respuesta de su Master, Lancer decidió buscar sus botas y bufanda, decidida a salir cuan pronto el muchacho diera la señal.


* * *


—Es aquí...— indico la valquiria, refiriéndose a uno de los caminos del bosque que serpenteaba entre los grises troncos hasta el cavernoso descenso. Y como era obvio, ellos dos no eran los primeros ni los últimos en presentarse, sino que una combinación de agentes de la Iglesia y la Asociación de Magos ya estaban esperando ansiosos, agrupados sin clara distinción de su facción, algo que solo traería complicaciones innecesarias considero la nívea muchacha.

—Ah, ustedes deben ser del grupo enviado desde Japón. Tsukiyomi Ren y... ¿Zweii... si no me equivoco? —Un hombre joven les pregunto, envestido con una sotana de pastor, y sosteniendo en cada mano una linterna de cristal en cuyo interior se retorcía de forma extraña una llamarada azulada. Brynhild asintió lentamente en silencio, mientras tomaba una de las lamparas.— Les deseo suerte... al menos, mas suerte de la que tuvo el anterior grupo.—

El temor del delegado era evidente. Sus manos se ciñeron a sus lentes y trago saliva en lo que se dirigía a recibir otro grupo aliado al Vaticano. Por su lado, la Asociación de Magos imitaba el mismo método de operaciones con sus agentes, en cuyo bando Lancer pudo divisar una persona sobresaliendo del resto. Se trataba de una mujer alta, vestida de manera sofisticada pero con una sana dosis de rudeza. Sus cabello rojo causaba una gran impresión y atraía aun mas la atención de la dama de Asgard, cuyos labios alcanzaron a susurrar cerca del oído de Ren.

—Servant...— Murmuro, sin elaborar mas en la advertencia cuya importancia estaba implícita. Y aunque del muchacho rubio que hacia compañía de la Servant no menciono nada aun, era igual de obvio que debería mantener un ojo encima suyo, pues por mas afable que luciera en el exterior, la probabilidad de su existencia como un Master rival no podía ser desechada, y de seguro su propio invocador podría percatarse de lo mismo.

Por ultimo, hubo otro individuo que atrajo la mirada de la Lancer. Aquel chico era quien mas lucia estar fuera de lugar, y el hecho que ninguno de los delegados le dirigiera palabra alguna solo lo volvía aun mas misterioso. La observadora Servant se acerco a esta pálida y zagal existencia para verlo mas de cerca, pero no alcanzo a decir nada, pues al parecer, alguien mas tomo la palabra para dar inicio a la tercera partida de exploración.

...Aquella que no tenia mas opción que desentrañar el misterio que escondían las profundidades de la tierra bajo sus pies.

_________________

Unlimited Bryn Works!:
Brynhild
Servant
Mensajes :
54

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento, grupo 2] Tercera partida de exploración

Mensaje por Ren Tsukiyomi el Miér 30 Mar 2016, 5:23 am

Al final, todo esto se debe a la vagueria de Eclair al no querer ir hacia donde tenia que ir, a Londres, porque era algo que le tocaba a ella, con la iglesia... en vez de eso, con la excusa de "probar su nueva creación", me manda a mi, sabiendo que yo no soporto a la mayoría de la iglesia, por eso de ser mago y eso... al menos, gracias a mi cuerpo actual, es difícil saber que yo era algo de eso.

Llegamos de noche a Londres, al lugar que Eclair nos había dejado, y tan pronto como entramos, fuimos a la habitación, y yo me fui a dormir. No necesitaba exactamente dormir, pero siempre estaba bien hacerlo, pues era alguna de las cosas que queria conservar de mi anterior existencia humana.

Estuve durmiendo hasta escuchar una voz, imaginaba quien era, pues era la única persona que me había acompañado. Abrí lentamente los ojos, para ver a Zweii que me había traído el desayuno. Suspire levemente, y me incorpore un poco
-Hmm... Gracias...-Dije, y comencé a comer lo que me había preparado. No necesitaba comer propiamente dicho, pero ya que se había tomado la molestia de prepararlo, no voy a dejar que su esfuerzo sea en vano.

Tras comer lo que me había preparado, me levante y me puse una ropa algo "elegante", siendo mayormente un traje de color blanco, y nos fuimos hacia donde se habían originado, en teoría, los rumores por los que estábamos aquí. Pero no era el último, pues mas gente había aquí, para mi desagrado.
-Si, si, como sea... nadie me dijo que había que actuar en equipo-dije mirando a mis "compañeros", pues no sabia quienes eran, y posiblemente no tuvieran muy buenas intenciones, especialmente cuando mi servant detecto la presencia de otro, y me lo hizo saber.

-Como si no tuviéramos ya bastante... agh-dije murmurando, mirando a los otros. Esto va a ser mas complicado de lo que pensaba...
Ren Tsukiyomi
Uncategorized
Mensajes :
19

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento, grupo 2] Tercera partida de exploración

Mensaje por Aidan el Dom 03 Abr 2016, 10:13 pm

Una vez hubo terminado la interesante jornada del día anterior, el objetivo que los había llevado a aquella ciudad se comenzó a cernir sobre ellos con una fuerza atrayente tal que era imposible de ignorar; olvidadas las compras, sus mentes se centraron por completo en lo que tenían entre manos; por eso, ante la exigencia de la pelirroja, habían tenido otra intensa práctica de combate, una que había dejado marca duradera –aunque imperceptible- en el cuerpo del rubio.

La información que sus adorables –al menos con él- familiares habían recolectado había probado ser acertada más allá de toda duda; algo grande y probablemente “malo” se ocultaba en aquellas cavernas, algo que había puesto en su lugar tanto a la Asociación como a la Iglesia; y no es como si existieran muchas cosas en el mundo capaces de eliminar a grupos especializados de ambas organizaciones; hacerlo una vez era un desafío, pero una segunda… eso era un claro insulto, un golpe directo al orgullo que tenían ambas “instituciones” en su propia fuerza, de seguro debía ser incluso humillante verse forzadas a solicitar ayuda externa; la idea de que pisotearan la reputación de la Torre lo preocupaba, pero también lo divertía, pues sentía que en cierto modo esos idiotas arrogantes se lo merecían.

Era curioso como había tenido problemas para sacar a su Servant de la cama… jamás se habría imaginado que la fuerte guerrera pudiera ser “vencida” –al menos por un rato- por el peso intangible de la pereza; ocultó una sonrisa, sabiendo que tal vez pronto esa información le podría servir, cuando se enfrentara a otra de esas situaciones incómodas en que ella lo solía poner, probablemente a propósito… Era algo que jamás admitiría en voz alta, menos ante la mujer que era tan segura de sí misma, pero cada momento con ella le encantaba, pese a que la mayoría del tiempo lo hacía sentir como un adolescente patoso.

Cuando por fin logró que ella comenzara a moverse, se pusieron en marcha, esperando no llegar tarde ni ser los últimos; el camino por el bosque les sirvió para advertir a grandes rasgos lo que podrían esperar encontrar en el interior; señas de grandes protecciones que habían sido removidas abundaban en la zona, realmente alguien se había tomado bastantes molestias para ocultar aquel lugar, y no le gustaría que su escondite de pronto se convirtiera en el equivalente de un sitio turístico sobrenatural.

Un representante de la Torre les entregó provisiones, tal como había hecho con el resto; las aceptó con gracia, aunque negó con vehemencia cuando intentó ponerle un amuleto.
-No, no. Aleja esa cosa horrenda de nosotros, no combina para nada con nuestra ropa. – Dijo con voz de reproche, poniendo el mejor de sus tonos de “mocoso mimado”; en su defensa, la cosa era realmente espantosa, por lo que rechazarlo mientras aparentaba realmente sentir lo que decía fue fácil; lo cierto era que andar con ese “bicho” no les convenía, pues cosas incómodas podrían salir a la luz; además, la gente solía esperar actitudes así de los aristócratas, por lo que su actuación resultó ser convincente; y que la cosa en realidad no combinaba con sus vestiduras (una camisa de aspecto barroco, pantalones de tela fina color vino y chaleco para hacer juego) solo lograba hacer su reproche más persuasivo.

-Realmente no esperaba encontrarnos con más como tú por aquí. – Dijo en voz baja, sin querer decir “servant” por si alguien les prestaba más atención de la que les convenía. -Pero no importa… Lo mejor es fingir que nada sucede, probablemente tampoco estén interesados en llamar la atención. Aunque no los perdamos de vista. –

Se frotó el hombro de modo distraído, justo en el lugar en que había recibido un golpe particularmente duro de la celta; su mirada recorrió rápidamente al resto de personas, sin detenerse en nadie por mucho tiempo; se puso algo incómodo al percatarse de que, junto con otro par de chicos, tenía el honor dudoso de aparentar ser los más jóvenes de aquella expedición; solo esperaba eso no le trajera problemas, ni despertara la curiosidad de la gente equivocada… Aunque si lo pensaba bien, para evitar llamar la atención lo más sensato habría sido negarse a caminar hacia la caverna que los aguardaba silenciosa, como un animal a la espera de devorar a su presa. Fuera como fuera, ya estaban ahí y él jamás se retractaría; pero era algo bueno sentir el peso de su espada que portaba a la espalda, en su funda especial, y la compañía de su servant que permanecería a su lado… Ambas cosas lo relajaban y lo hacían desear comenzar con aquella aventura.
Aidan
Magus
Mensajes :
33

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento, grupo 2] Tercera partida de exploración

Mensaje por Alaya el Dom 10 Abr 2016, 11:27 pm


- - SAMUEL HAIGHT
Un grupo variopinto acababa de reunirse en la entrada de lo que bien podría ser su tumba esa misma noche; algunos enviados tanto de la Iglesia como de la Asociación de Magos, les dieron la bienvenida y les proporcionaron lo necesario para esa misión. Pero de algo estaban seguros, probablemente eso no sería lo que más les ayudaría en aquella infernal cueva; dos grupos de los más expertos habían ya perecido dentro de ella y no se les volvió a ver.

Manejando una Harley Davison, se acercó el último integrante del grupo; era un hombre de apariencia mucho más avejentada que los presentes, portaba una gabardina color caqui similar a la de los investigadores privados de antaño, debajo sus ropas son por demás comunes: jeans y camiseta negras, usando botas de combate del mismo color. Su rubio y ya canoso cabello había sido despeinado por el viento a pesar de que lo tenía corto, la bajar del vehículo fue visible lo imponente que era, e incluso se notó en la altura de la motocicleta, que regresó a la normalidad.

Se quitó las gafas oscuras que asemejaban a las de los policías de camino y caminó con paso cansado hacia el representante de la Torre del Reloj. De su bolso de piel sacó dos pergaminos y se los entregó al mozo.

—Vengo de parte de Terry Santorini III, duque de Toscana; ahí viene el contrato que firmé para él junto con la carta de recomendación que escribió para mí —sacó de dentro de la chaqueta una cajetilla de cigarrillos que estaba casi terminándose, se llevó uno de ellos a la boca y lo encendió.

El delgado joven con gafas que parecían haber sido prescritas a un anciano cortó el sello que mantenía los documentos cerrados con cera de vela, antes de ello verificó que el emblema en verdad perteneciera a los Santorini. Al percatarse de la genuinidad de las cartas y el contrato prosiguió a leerlos; el chico sabía que el hijo del duque había desaparecido en la primera expedición por lo que no le pareció fuera de lugar que el anciano hubiera contratado un sicario para dar con él tal como decía la carta.

Sin desconfiar, le dio los suplementos necesarios al hombre para que pudiera comenzar con su misión lo más pronto posible. Quiso ponerle los amuletos de rastreo, pero algo en el rostro del sujeto le dijo que le arrancaría la cabeza a mordidas si se le acercaba más de lo necesario, por lo que al final desistió.

El hombre observó a los presentes, no apostaría ni un centavo por ellos, todos se veían como alfeñiques y muñequitas de shololoi; pero si algo había aprendido durante su vida como mercenario era que a veces las apariencias engañaban. No podía dictar un veredicto sin antes haberlos visto en acción, dio una última calada al efímero cigarro para arrojarlo al suelo y apagarlo con la suela de su bota.

Dejó de darle la cara al delegado de la Asociación de Magos para caminar rumbo al que parecía haber venido por su cuenta, no pudo evitar notar que de los tres chicos dos venían con dos muchachas como compañía. Iba ya a entablar conversación con el chiquillo cuando un agente de la Iglesia hizo sonar una campana de mano para atraer la atención de los presentes, ante el repicar del instrumento, Samuel se acercó hacia el sacerdote pues era obvio que diría las instrucciones, posiblemente les diera la extremaunción o simplemente pasaría lista.

—Primero que nada, muchísimas gracias por haber acudido, hijos míos —al parecer no era un hombre que juzgara a otros por la clase o falta de fe que tuvieran, era un anciano ya de días y sus ojos despedían compasión por todos los presentes, incluso por el hombre que parecía más matón de película ochentera que héroe.

—Como ustedes ya estarán enterados, dos grupos de los mejores de la Iglesia y de la Asociación les preceden y no han sido vueltos a ver, sin embargo nosotros rezaremos para que no sea lo mismo con ustedes y puedan regresar con bien —por su tono de voz cualquiera podría deducir que lo dijo de todo corazón.

Bullshit, si eso lo hace dormir bien por las noches, adelante pero yo traigo algo que hará que regresemos sin mucho esfuerzo —de su bolso tomó otro pergamino y lo abrió de forma que todos los presentes  tuvieran una buena vista del mismo.

—Es verdad que no hubo sobrevivientes, pero hubo alguien que vivió lo suficiente como para enviar un mapa de ese endiablado laberinto con uno de sus familiares —se trataba de un mapa rudimentario, si, pero de eso a ir con las manos en los ojos…

—Yo voy a encontrar a Terry Santorini IV con la ayuda de éste mapa —sacó otros dos del mismo bolso y se los dio al sacerdote [color:0530=daa520]—Si en verdad quiere que todos regresen dele esto a los demás grupos.

Si bien pudo entregarlos desde el momento en que llegó, esperó lo suficiente para darle un efecto más dramático a la escena que acababa de montar: la de un cazarrecompensas casi al borde del retiro queriéndose hacer ver como un héroe. El anciano clérigo no pudo hacer más que dárselos a sus ayudantes y hacer que ellos se los dieran a los otros dos grupos que esperaban en las otras entradas a ese agujero demoniaco.

Escupiendo en el suelo, Samuel dio un último vistazo al sol que ahora acababa de ocultarse y, ayudado  de la lámpara penetró a lo desconocido.

Lo que encontró no era algo que no hubiera esperado, el olor a corrupción era presente desde el momento que había llegado al punto de encuentro pero ahora era tres veces más potente. El suelo era húmedo y lo mismo sucedía con las paredes, era claro que se trataba de una cueva con rocas de poca permeabilidad. El sonido de sus botas de combate fue lo que rompió el silencio presente en aquél pasadizo, el camino era lo suficientemente amplio como para que una camioneta todo terreno se abriera paso.

Aún caminando despacio el asesino a sueldo había ya recorrido 20m en menos de dos minutos, se notaba que iba con relativa prisa; poco o nada le importaba si los jóvenes lo seguían, probablemente no serían más que una carga para su objetivo. De pronto, se detuvo en seco, sus instintos le decían que lo mejor sería esperar por sus nuevos compañeros, había algo más adelante que lo observaba sin revelar su identidad. Por el momento sólo se había dedicado a eso, posiblemente se trataba de un explorador o un familiar de vigilancia, pero no estaba de más el ser precavido.

Instrucciones:
Es decisión de los participantes el seguir o no a Samuel, es un cazador experimentado pero ya algo tullido. Como recordarán, el método de combate para éste evento es el interpretativo, por lo que no es necesario utilizar los dados de ataque o defensa; si tienen dudas con respecto a ese sistema, por favor revisen las reglas.

Los paquetes de provisiones que les entregaron vienen en mochilas de cuero resistente, encantado para su mayor durabilidad, y contienen lo siguiente:

  • Una cantimplora sin fondo, tiene espacio para diez litros de agua y es del tamaño de una petaca para licor pequeña.
  • 30 pociones alimenticias en forma de tableta dentro de un tubo de 15cm, cada una brinda los nutrientes necesarios para un día.
  • 15 pociones curativas, restauran 500HP, para utilizar una segunda hay que esperar cinco turnos, el cuerpo puede resentir el cambio físico de otra forma.
  • Una brújula encantada, una de las agujas apunta hacia la entrada invariablemente y la otra hacia las fuentes de mana corrupto; tiene un disco que marca la intensidad de corrupción y otro marca la distancia, los números se alinean con la aguja y no de otra forma.
  • Una manta para dormir.
  • Una lámpara encantada, es un quinqué con una flama azul que puede mantenerse tres meses seguidos encendida; también puede apagarse para ahorrar combustible y de acabarse se recarga con MP.
  • Cuerda encantada, enrollada parece no pasar del metro de largo pero éste va aumentando conforme se desenrolla hasta alcanzar los 50m
Alaya
Akasha
Mensajes :
43

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento, grupo 2] Tercera partida de exploración

Mensaje por Naegi Komaeda el Mar 12 Abr 2016, 8:13 pm

Algo había en aquel tipo, dejando de lado su aspecto rudo y masculino, que me llamaba la atención. Supongo que podría ser su actitud, puede que un poco más chula de lo que me gustaría, pero se le notaba con confianza… Y algo de prisa. No dudé en seguirlo, algo me decía que si lo acompañaba pues no resultaría demasiado malo. Aventura garantizada y, ¿quién sabe qué más cosas pueden pasar en estos túneles?

No nos separaba demasiada distancia, yo iba unos pasos por detrás manteniendo su ritmo con más o menos facilidad. Iba decidido, con un rumbo fijo… Yo en cambio, pues le seguía a él mientras experimentaba un poco con el equipo cuando conseguía recortar distancias. Los tubos de comida que parecían para astronautas, una cantimplora llena de agua bastante fresquita, unas cuantas dosis de medicinas raras, una brújula que parece un juguete, una lámpara con un color de llama que adoré desde el primer brillo de sus chispas y mi favorito, la cuerda extensible.

- Sí que tienen juguetes chulos los que dirigen esto. Espero poder quedármelos cuando salgamos de esto.

Un comentario, suelto, sin venir a cuento de nada, para intentar romper el incómodo silencio que mantenía el hombre rubio que iba en cabeza. Estaba harto de que sólo nos hicieran compañía las rocas estáticas y los continuos sonidos de los pasos que hacían eco por toda la gruta. Al menos, las formas que se habían ido tallando en las húmedas piedras eran llamativas, casi tanto como ese olor tan extraño que paso a paso se volvía mínimamente más intenso. Iba sin cuidado, más que nada porque no le hacía falta mirar al suelo para saber en qué sitios del suelo no debía poner el pie si quería mantenerse en pie, como si fuera automático.

Y al final, se detuvo. Por lo tanto, yo me detuve tras él, alcé el quinqué para dar más luz y miré en dirección hacia el túnel que nos quedaba por delante.

- No veo nada por ahí… Pero algo me dice que no va a ser tan chungo.
Naegi Komaeda
Humanos
Mensajes :
14

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento, grupo 2] Tercera partida de exploración

Mensaje por Akasha el Vie 13 Mayo 2016, 7:51 pm

Atendido el anuncio realizado en el tema de registro de éste mismo evento, les comunicamos que:
Mañana comienza el plazo de Scathach para postear en éste tema; una vez postee, o se cumpla el plazo, será el turno de Bry.
Akasha
Akasha
Mensajes :
102

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento, grupo 2] Tercera partida de exploración

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.