Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [cambio de botón - Elite]
Miér 14 Dic 2016, 7:53 pm por Invitado

» Registro de personajes activos
Dom 04 Dic 2016, 6:53 am por Sarah Schwarzwald

» [Normal] Nakatagai no Niwa
Mar 01 Nov 2016, 4:55 pm por Invitado

» Naruto Storm (Afilacion)
Sáb 15 Oct 2016, 1:21 pm por Invitado

» [Normal] ♕ Return Of Kings (cambio de botón)
Dom 04 Sep 2016, 11:39 am por Invitado

» Tír na nÓg - Afiliación élite
Miér 24 Ago 2016, 1:10 pm por Invitado

» [Naegi +Abierto] Masquerade
Dom 21 Ago 2016, 10:38 am por Naegi Komaeda

» Invocación accidental [Privado]
Vie 05 Ago 2016, 3:34 pm por Achilles

» The awakening of darkness [Privado/DIO]
Jue 04 Ago 2016, 10:48 pm por Kurama

» Fate/Ultima Frontline ─ Confirmación Hermana
Dom 24 Jul 2016, 6:44 pm por Invitado

Afiliados
Hermanos
Limpieza mensual
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
Se prohíbe cualquier tipo de copia, ya sea parcial o total, del contenido de este sitio.

Todas las ideas creativas, diseño e imágenes pertenecen a Fate/Insane Eclipse™. Todas las historias de los personajes y su desarrollo son propiedad de sus creadores.
Las imágenes utilizadas carecen de fines lucrativos y pertenecen a sus respectivos autores.
Especialmente se agradece a la wikia de Type Moon y Utopic Moon por la información que utilizamos en éste foro.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Normales
Elite
Limpieza mensual
Directorios

— Inquisitors [Priv.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— Inquisitors [Priv.]

Mensaje por Eclair Lachapelle el Miér 18 Mayo 2016, 6:39 pm

En todo el día, la ejecutora no había parado a descansar ni siquiera un breve momento. Consideraba que ya había perdido bastante el tiempo en días anteriores, y al final de todo, sus "vacaciones" solo habían aunado su ansiedad, dejándola con un triste sentimiento de insipidez. Eclair había tomado una decisión esa mañana. Una decisión apresurada e impulsiva como era normal. Lo había consultado con los altos mandos del Vaticano, pues, a pesar de ser una de las agentes mas problemáticas de la Santa Institución, como muchos cardenales podrían confirmar, aun tenia la decencia suficiente para informar cuando estuviese apunto de tomar un paso importante, como estaba decidida a hacer una vez el sol dejara de brillar.

La demente fémina invirtió las horas de luz solar en remodelar el cuarto entero del pequeño hotel donde estaba rentando; lo que antes fueron paredes forradas con adornos e imitaciones de refinados cuadros -seguramente comprados en un bazar por el dueño del hospedaje- eran ahora lienzos repletos de pasajes errantes sacados del Viejo Testamento, brillando a través de la oscuridad que el atardecer desparramaba sobre los edificios londinenses. Habían un sinfín de paginas de la Biblia clavadas en los muros con llaves negras, como aguijones empalando una muñeca de vudu, todas emitiendo una inexplicable luminiscencia.

— Debe ser perfecto, todo debe ser perfecto... —

Repetía durante las horas que le tomo colocar y ajustar todos los sellos, dibujar los círculos mágicos y sellar todas las salidas por donde el mana contenido en el ambiente pudiera fugarse. — Perfecto, todo debe ser perfecto — Continuaba diciendo, hasta que sintió la algidez de la noche calarse profundo bajo su piel falsa. Solo para ella eran sus motivos, y ni siquiera los había discutido con los cardenales, ni con sus pares en la Burial Agency, ni con el muchacho que estaba representándola ante las Asociación de Magos en esos momentos. Cuanto mucho, se digno a sacar su teléfono celular, y enviar un corto y vago mensaje de texto a este ultimo:

"Espero estés portándote bien. Nos volveremos a ver muy pronto..."    

En ese momento, Eclair se percato por el reloj del teléfono que las siete de la noche ya habían llegado, en la pantalla del dispositivo se reflejaba ambiguamente su pérfida sonrisa alargándose de oreja a oreja, conforme el ruido de sus botas en el piso de madera estremecía la habitación. Cuando estuvo satisfecha, metió la mano en el bolsillo de su vestido y saco un crucifijo de oro que relucía como nuevo; la cruz era una reliquia de la que se había apropiado durante su larga estadía en Japón, y que atesoraba con una inverosímil devoción.

Si bien es cierto que el anterior dueño de ese crucifijo nunca fue oficializado como un Santo por su Excelencia, la verdad es que aquella mujer de rubios cabellos sentía afinidad por la historia que se ocultaba detrás de esa reliquia; con ella, se identificaba mejor que con la vida y obra de cualquier otro Santo legalmente canonizado.

La monja jalo una bolsa que se escondía en una esquina, y de su interior saco un corazón aun palpitante, aparentemente sustentado por alguna profana taumaturgia. El órgano era de un cadavérico color negro, y desde su interior parecían destacarse pulsos brillantes indicando un poder mágico superior al que podrían portar personas corrientes. Se trataba del corazón cercenado de un Dead Apostle... uno de los tantos que Eclair usaba en sus experimentos médicos.

Con mucho cuidado coloco la cruz de oro en el centro del circulo mágico, y a continuación procedió a aplastar el corazón al apretarlo con su mano, dejando que la sangre que quedaba en este fluyera hacia las marcas dibujadas en el piso. Algunas gotas del liquido rojo pringaron en su rostro, mas ella no se inmuto. Activando los circuitos mágicos artificiales que formaban su cuerpo, la monja extendió su brazo hacia el circulo, que de repente cobraba vida y parecía parpadear al ritmo del diafragma de la chica. Su cuerpo entero había sido construido como una antena receptora de prana, y a su misma vez como un convertidor de energía, así que tenia la facultad de invertir incluso mas magia en el ritual de lo que un humano normal podría generar.

Esto sumado a la sangre de apóstol que empapaba el circulo era a sus ojos una garantía que su Servant seria invocado en total éxito.

Finalmente, salieron las dementes palabras de sus labios:

— Proveer, Proveer, Proveer, Proveer, Proveer, Repetir cinco veces el Tiempo otorgado Al inicio la Plata y el hierro, Al Principio el Archiduque del Pacto Sobre la Piedra, El fundador es el gran maestro Schweinorg, un Muro contra el viento que desciende, Cerrar las puertas de las cuatro direcciones, Sacar la Corona, Girar al Cruce los tres caminos que llevan al reino.—

Puso mas esfuerzo en el cántico; la habitación entera era inundada por un insoportable resplandor.

— Informo que tu cuerpo me pertenece, mi destino esta atado a tu espada, sigue la llamada del Santo Grial, y ¡Contesta si aceptas! , He aquí mis Ruegos, Solo somos Bondad, alejamos el mal de este mundo, eres los siete mundos vestidos con el alma de tres grandes palabras. ¡Sal del circulo de invocaciones!, ¡Defensor del Equilibrio de Maldiciones! —

Y en el ultimo momento, cuando la ultima silaba hubo de pronunciarse... una taimada sonrisa volvía a apoderarse de su rostro.
Eclair Lachapelle
Iglesia
Mensajes :
8

Volver arriba Ir abajo

Re: — Inquisitors [Priv.]

Mensaje por Shirou Amakusa Tokisada el Miér 18 Mayo 2016, 11:34 pm

El Trono de los Héroes, la sala de espera eterna para nosotros los Espíritus Heroicos, para aquellos que hicieron acciones en favor de la sociedad y las personas es un paraíso –o al menos para la mayoría- mientras que para aquellos que masacraron personas sin razón alguna o que simplemente iban haciendo los que se les daba la gana -pero igualmente fueron considerados ‘‘Dignos’’ de estar aquí- es un infierno eterno –que por alguna razón algunos de ellos disfrutan igual-, aquí vemos escenarios de nuestras vidas en la tierra y convivimos en los mismos, algunos prefieren quedarse en un solo lugar y disfrutar de dicho lugar mientras otros, como por ejemplo yo, prefieren ir visitando diferentes lugares para conocer varios Espíritus Heroicos, a veces para pelear un combate amistoso para ver como podemos mejorar mutuamente, otras para simplemente tener una charla y debatir nuestras formas de pensar, a veces terminando metido en algún tipo de pleito puesto que no todos se pueden llevar perfectamente bien  por mas que se intente.

Hoy decidí simplemente esperar, por alguna razón solo quiero mirar al cielo y perderme en el mientras recuerdo mi pasado, como crecí y fui inculcado, como di lo mejor de mi para ayudar a las personas no solo usando los milagros que realizaba, como dirigí la rebelión… y como falle al final causando mi muerte y la masacre de aquellos que creían en mi… pero sin importar que, inclusive si fue el mismo el que decidió que tuviera dicho final, nunca perderá mi fe en el señor, sobretodo considerando que estoy aquí dándome básicamente un numero casi infinito de oportunidades obtener un deseo, que por cierto tengo bastante claro, el único problema es que no soy el mas calificado para obtenerlo debido a ciertas circunstancias pero obviamente mis posibilidades tampoco son nulas.

-¿uuummm? ¿Ha llegado el momento otra vez?

Supongo que decir otra vez seria incorrecto pero no tengo una mejor forma de describir este sentimiento, este que siempre aparece cuando siento que una copia mía ser enviada al mundo para convertirse en el Servant de alguien ¿Qué clase de personas conoceré esta vez? Supongo que solo puedo esperar a que llegue el ‘‘Libro’’ que seguro no tardara mucho considerando que el tiempo aquí funciona de forma diferente que en el mundo terrenal.


Oigo una voz, me llama y me incita a seguirla como si de una hermosa canción de sirena se tratase, sin oponer mucha resistencia la sigo y poco a poco una luz va llenando mi visión finalmente al alcanzarla se me da un cuerpo físico y una vez mas comienza lo que pienso que será otro viaje en búsqueda del Grial, podría estar equivocado y ser por otra razón por la que he sido llamado pero en tal caso debe haber una razón para ello, abro los ojos lentamente como si fuera un bebe y me ajusto a mi nuevo entorno y noto que es de noche, lo primero que veo en frente de mi es…

-Buenas Noches Master, Servant Shirou Amakusa Tokisada de clase Saber a sus servicios ¿Qué puedo hacer por usted?

A la joven que asumo inmediatamente que es mi Master, veo que tiene unas manchas rojas –seguramente producto de ese objeto de ese objeto aplastado que sostenía en su mano-  la cuales son probablemente son de sangre, después de todo se muy bien que los Magus usan esta para los círculos de invocación que usan para llamarnos a nosotros –los Servants-, si esa sangre fue una vez de un ser humano, un animal o algo mas no es de mi incumbencia e incluso si lo supiera protestar ahorita no serviría de nada, la vida extinguida no puede ser recuperada y evitar conflictos con la persona que es mi Master es la mejor idea, sin olvidar que sin la juzgo sin conocerla primera seria como si una persona dijera que es experta en un arma que nunca ha usado.

-Master se que esto es maleducado de mi parte, pero esas manchas rojas que tiene arruinan su imagen, pienso que se vería mejor sin ellas.

Después desvió mi mirada hacia las paredes, estas están cubiertas de papeles de los cuales no puedo discernir muy bien lo que esta escrito pero son… ¿pasajes del Viejo Testamento? Pero las cosas que las mantienen en su lugar las puedo distinguir sin problema alguno --- Black Keys, armas usadas por los miembros de la iglesia como ejecutores si no mal recuerdo, eso despierta la duda en mi ¿será mi Master un miembro de la santa iglesia?
Shirou Amakusa Tokisada
Servant
Mensajes :
4

Localización :
En algun lado

Ocupación :
Santo

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.